Parfums de Marly, una nueva marca ya disponible en Perfumerías Regia

por Regia

Os presentamos una marca que no os dejará indiferentes: Parfums de Marly, espectaculares perfumes para este invierno. Veamos un poco más su historia con influencias de la realeza y la pureza de los caballos.

Tradición y modernidad en el nombre del perfume. Parfums de Marly toma inspiración de la edad francesa de la ilustración en el siglo XVIII, Francia era un líder mundial en el campo de la de los aromas. La corte de Luis XV fue reconocida como “la corte perfumada”. Incluso en sus majestuosas fiestas en el castillo de Marly, de su fuente manaban perfumes y fragancias embriagadoras.

Las esencias reales de Parfums de Marly quieren ser un homenaje a las maravillosas fragancias creadas por Jean Fargeon para la “corte perfumada” de Luis XV.

En el siglo XVIII, Francia se había convertido ya en el centro del mundo en la producción de fragancias, con Grasse y París como sus centros principales. El Perfume entró en su la corte del rey Luis XV, llamada “La Cour Parfumee” (la corte perfumada), célebre por sus extraordinarios aromas. Cada día, el rey pidió que un aroma diferente en sus estancias.

En 1740 se celebró un baile de máscaras por el matrimonio del hijo de Luis XV; en este, el rey conoció a una burguesa, supuesta hija de un decorador del palacio, de nombre Jeanne-Antoinette Poisson, la cual luego fue instalada en Versalles. Luis la nombró Marquesa de Pompadour y la separó legalmente de su marido; fue incluso presentada en la corte el 14 de septiembre. Recibió asimismo el título de duquesa, con derecho a sentarse junto a la reina; pero, por razones desconocidas, jamás hizo uso de él.

Madame Pompadour y luego Madame Barry, amantes oficiales de de Luis XV, instaladas en Versalles, se encargaron de animar al “rey melancólico” organizando fastuosas fiestas en el castillo de Marly y, amantes del perfume, encargaban perfumes sofisticados con las esencias más caras, se gastaban auténticas fortunas en aromas, que en aquella época, sólo estaban al alcance de unos pocos. Luis XV, como hombre que tenía todo en su vida se veía inmerso en una melancolía vital. Luis XIV tuvo 10 hijos con su mujer María, la princesa polaca.

“Luis XV, amante de la equitación, continúa dándole una importancia al castillo de Marly creado por Luis XIV, que se hizo famoso por las carreras de caballos. Para celebrar las majestuosas fiestas en el castillo de Marly, Luis XV encarga a su perfumista personal, Jean Fargeon, una nueva fragancia cada día para los miembros de la corte real. Durante la lujosa fiesta el perfume caía por la cascada de la fuente del castillo. Luis XV, el “bien amado” llevó un lujo desaforado a la corte para escándalo de los franceses, muchos sumidos en la pobreza.
Además de su pasión para las fragancias, Luis XV era un amante de los caballos y de las carreras de caballos. Los mejores sementales pura sangre nacían de la mezcla de caballos árabes y europeos. Muchos de los linajes ganadores de hoy en día descienden de los caballos de aquella época: Darley, Godolphin, Herod, Pegasus… Los pura sangre actuales descienden de estos sementales. Chateau de Marly fue pensado para ser un refugio de descanso, sin las formalidades de la corte de Versailles. Parfums de Marly revive al espíritu de fastuosos banquetes y fiestas en el castillo de Marly, para el deleite de los miembros de la corte real y dignatarios extranjeros. La cultura francesa alcanzó su cúspide durante el reinado de Luis XV. Luis XV encargó a Guillaume Coustou esculpir su famosa obra maestra de los terrenos del castillo de Marly. Esta magnífica obra de arte, conocida como “Los caballos de Marly”, ha ganado un lugar en los Campos Elíseos en el corazón de París en 1974, donde se puede todavía admirar hoy. El original está en el museo de Louvre.”

El rey de Túnez regala a Luis XV unos caballos árabes: Darlley y Godolphin. Estos eran pura sangre de pura raza que contrastaban con los pesados caballos árabes por su vigorosidad y energía. En aquella época los caballos fueron el orgullo y gloria de Versalles.

Parfums de Marly ha seguido el método y la receta de Jean Fargeon, adaptándola a la actualidad con materias primas similares como: oud, sándalo, musgo, resina árabe, mirra, incienso, ámbar, especies, canela y bergamota. A través de su concepto original, Parfums de Marly reaviva el espíritu de las fragancias del esplendor del siglo XVIII, cuando los mejores perfumes fueron creados para el rey Luis XV como un homenaje de las prestigiosas carreras de caballos que tan fervientemente admiraba.

Parfums de Marly es un homenaje a esta “época de la luz” francesa y mantiene las esencias de las fórmulas que el famoso perfumista de la corte, Jean Fargeon creaba para Luis XIV y toda su corte.

Parfums de Marly siempre ha estado atenta a la máxima calidad en sus creaciones con las materias primas más puras y nobles, eligiendo los mejores productos de toda la industria del perfume.

Os presentamos las dos colecciones disponibles en Perfumerías Regia:

La Royal Collection de Parfum de Marly, disponible en formato de 125 ml. Son perfumes para hombre y mujer.

Darley
Godolphin
Pegasus
Herod

La colección “Arabian breed” es la joya arte de Parfums de Marly, dedicada a la noble raza de caballos árabes. Los caballos árabes es una de las razas mejores del mundo. Esta colección es un tributo a estos caballos majestuosos. Consta de cuatro aromas Hamdani, Oajan, Kukuyan y Habdan.

La colección de ARABIAN BREED y está dedicada a los linajes de pura sangre árabe. En épocas anteriores estos nobles caballos eran utilizados como caballos de guerra y en la actualidad se benefician de sus excelentes virtudes atléticas como caballos de carreras altamente apreciados.

Arabian Breed Hamdani
Arabian Breed Habdan
Arabian Breed Oajan
Arabian Breed Kuhuyan

0 comentario
0

You may also like

Dejar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.