El origen de un icono, Colonia de Acqua di Parma

por Regia

En 1916, el barón italiano Carlo Magnani viaja a los epicentros de la cultura del momento: París, Londres y Nueva York. En ese momento se decidió a crear fragancia destinada a ser un éxito atemporal: Colonia. Fresca y moderna, una clara expresión del estilo italiano. Nacia el icono de Acqua di Parma.

Colonia se convirtió en un icono en los años 50, a raíz de que actores de Hollywood, invitados por grandes maestros del cine italiano, descubrieron su refinado aroma en las históricas tiendas de sastres a medida.

Limón, naranja y bergamota, las frutas de oro, cuidadosamente seleccionadas y destiladas. Seguidas de un corazón aromático y armonioso como la lavanda, el romero, la verbena y la rosa de Damasco, seguidos del cálido vetiver, el sándalo y el pachulí.

«Acqua di Parma es mucho más que una marca de fragancias, es un estilo de vida en su forma más sofisticada. Su secreto siempre ha sido avanzar hacia el futuro manteniendo intacto su ADN. Estamos muy orgullosos de nuestro patrimonio, nuestra historia y nuestros valores, pero nunca nos olvidamos de mirar al futuro. Dando vida al estilo, al estilo italiano».

Laura Burdese, presidenta y directora general de Acqua di Parma

Además de realizar todos sus productos en Italia de manera tradicional, utilizando materiales de más alta calidad, siguen realizando acabados a mano. La línea Colonia Club, la Blu Mediterraneo o la colección Oud complementan toda su extensa gama de perfumes y productos de cosmética.

*El iconico color amarillo de Acqua di Parma, un homenaje a las fachadas de los edificios más elegantes de Parma desde el siglo XVIII.

0 comentario
0

You may also like

Dejar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.